Acerca del VIH y el sida

QUÉ DEBES CONOCER ACERCA DEL VIH Y DEL SIDA

Lo básico que debes conocer


- El VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana), es un virus que se transmite por medio de relaciones sexuales no protegidas (por la vagina, la boca o el ano); por punciones donde haya presencia de sangre infectada (tatuajes y/o piercing con agujas no esterilizadas, o personas drogodependientes que se intercambian agujas no esterilizadas), o por el paso del virus de la madre al bebé (durante el embarazo, el parto o la lactancia). El sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida - SIDA) es la etapa de la infección por VIH, que se presenta después de varios años de haberse infectado la persona (es un lentivirus), y en la cual nuestro sistema inmune (defensas de nuestro organismo) se ha debilitado y el número de copias del virus se ha multiplicado en nuestro cuerpo; esta etapa se convierte en la puerta de entrada a nuestro organismo de múltiples enfermedades oportunistas, como pueden ser la neumonía, la tuberculosis y la toxoplasmosis entre muchas otras.

- El virus no se transmite por el contacto cotidiano con una persona infectada (los abrazos, los besos, el compartir las vajillas o los utensilios de cocina, la ducha, el inodoro, el sudor, las lágrimas, la saliva) o por las picaduras de mosquitos. Si una persona desea saber si está infectada, puede solicitar asesoría a un profesional para realizarte la prueba voluntaria “Elisa” para VIH a través del sistema de salud que te atiende.

- Debes considerar y tener en cuenta los posibles beneficios o consecuencias negativas del resultado positivo de la prueba del VIH en tu propia vida.

- Una persona infectada puede verse y sentirse bien durante muchos años antes de que empiecen a manifestarse los síntomas de la enfermedad, como lo mencionamos anteriormente el VIH es un lentivirus. En consecuencia, más allá de la confianza y el amor que tengamos por nuestra pareja, es importante hablar con él o ella acerca de nuestro pasado sexual, y también sobre lo que significan conceptos como estabilidad y fidelidad, pues ambos aspectos van de la mano pero definitivamente NO son lo mismo y por lo tanto debemos usar el condón entre tanto no conozcamos el diagnóstico para VIH de nuestra pareja o de cada persona con la que mantengamos una relación sexual ocasional.

1. ¿Cómo puedes transmitirle el VIH como madre, a tu bebé?


A. Durante el embarazo a través de la placenta, siempre y cuando la madre no se haya cuidado y no esté tomando los medicamentos antirretrovirales para VIH durante el embarazo.
B. En el parto, al entrar el bebé en contacto con la sangre y otros fluídos corporales de la madre. Es un momento de alto riesgo.
C. A través de la leche materna.

2. ¿Qué tan fácil es que le transmitas el VIH a tu bebé?


Si a la madre no se le diagnostica a tiempo la infección por VIH y no recibe tratamiento con los medicamentos antirretrovirales durante el embarazo, las posibilidades de transmisión son muy altas, del 24 al 30%.
Factores como el nivel de defensas (sistema inmune de la madre), el número de copias de virus en la sangre de la materna o el estado nutricional influyen en gran medida.

3. ¿Qué tan grave son los riesgos de que tu bebé se infecte con el VIH?


Si un bebé nace con la infección y no recibe atención médica oportuna, estará en alto riesgo de enfermar gravemente y morir.
Esto depende de factores como el nivel del virus presente en su sangre, su estado nutricional y si recibe o no el tratamiento de medicamentos antirretrovirales oportunamente.

4. ¿Cuánto tiempo tomas en saber si tu bebé está infectado por el VIH?


Un bebé nacido de una madre VIH positiva puede nacer sano y sin la infección, esto siempre y cuando la mamá se haya cuidado durante el embarazo, asista donde su médico tratante a todos los controles prenatales, tome los medicamentos antirretrovirales durante la etapa de gestación, tenga una correcta nutrición, el parto haya sido por cesarea y la mamá no lacte al bebé.

Para saber si el bebé está infectado o no, mínimo hay que esperar un período entre 4 y 6 meses después del nacimiento para que las pruebas que se le realicen al bebé, arrojen un resultado confiable.
Sin embargo se recomienda realizar las primeras pruebas de laboratorio a partir del primer mes de nacido.

El médico tratante te orientará acerca de los exámenes de laboratorio que debes realizarle.

Si las diferentes pruebas de laboratorio resultan negativas, se puede clasificar al niño como un menor VIH negativo.

5. ¿Cómo puedes prevenir el VIH en ti y en tu bebé?


Debes hablar con tu pareja sobre la responsabilidad compartida que implica protegerse contra la infección y utilizar las medidas de protección antes de decidir tener un hijo. Tanto el padre como tú deben realizarce la prueba “Elisa” para el VIH antes de decidirte a quedar en embarazo. Es bueno que los dos estén conscientes sobre las posibles exposiciones al riesgo de infección por VIH, y si el embarazo está en curso, debes valorar la necesidad de realizarte, lo más pronto posible, la prueba “Elisa”. Si estás infectada, existe la posibilidad de iniciar el tratamiento médico a tiempo y oportunamente. Los medicamentos antirretrovirales contra el virus disminuyen el riesgo de que te enfermes y que el bebé adquiera el virus. Después de que inicies el tratamiento antirretroviral juiciosamente y a tiempo, las posibilidades de transmitir la infección se reducen en un alto porcentaje. Esta posibilidad de infectar al bebé se reduce a menos del 2%; es decir, que si la madre gestante se pone en tratamiento con medicamentos antirretrovirales, está aplicando una buena medida preventiva para evitar transmitirle el virus al bebé. Es por esto, que es decisivo informarte y asesórate de profesionales sobre la prueba “Elisa”, los exámenes médicos y los métodos de prevención. Recuerda que el realizarte o no el examen de VIH, es una decisión enteramente personal. El médico asesora y orienta, pero tú eres quien decide. ¡Estás en tu derecho!

6. Si una mujer tiene VIH en estado de embarazo, ¿qué hacer?


Si te han diagnosticado la infección por VIH, debes continuar asistiendo a los controles médicos prenatales y debes recordar lo siguiente:

- Es conveniente que recibas el tratamiento de los medicamentos antirretrovirales lo más pronto posible y mantenerlo durante todo el embarazo.

- Debes programar que el parto sea por cesárea, nunca por parto natural para reducir el riesgo de transmisión del virus en el momento del nacimiento.

- Por último, la leche materna de una mamá VIH positiva tiene una alta concentración de copias de VIH y por lo tanto no debes alimentar al bebé con ella. Debe ser sustituida con fórmulas lácteas (leche en polvo) que la remplaza y la cual debe ser entregada por la seguridad social en salud que te atiende, es una obligación.

7. ¿Dónde puedes obtener mayor información?


Debes mantener información permanente, veraz y responsable sobre todas las actividades de control prenatal que realizan en tu localidad. ¡Asiste a todos los controles prenatales!

Busca entidades y profesionales de la salud que te informen acerca del VIH y sus consecuencias.